miércoles, diciembre 30, 2009

El arroyito de Fonseca

En alguna ocasión dije que el camino al cielo estaba amenizado por bachatas y vallenatos.

Todavía lo creo!

Esta es una hermosa canción de Juan Fernando Fonseca, colombiano.

Presentamos dos versiones:

La primera acústica, la segunda con orquesta y al final la letra.

Esta es la acústica


Esta es la orquestada


Leer la letra....

El arroyito

Amaneció, y me encontré con que emprendiste un largo viaje
Mi corazón se te escapo del equipaje
Y se quedo fue pa llenarme de recuerdos
Amaneció, y el gallo viejo que cantaba en la ventana
Hoy no canto, pues tú no abriste en la mañana
Y hasta el viento se devolvió porque no estabas

Coro
Eres el arroyito que baña mi cabaña
Eres el negativo de la foto de mi alma
Eres agua bendita que crece en mi cultivo
Eres ese rayito que me calienta el nido

Atardeció, y el corazón abre su álbum en silencio
Un acordeón le va imprimiendo los recuerdos
Y hace también una canción para que vuelvas
Atardeció, y ya se va la claridad de mi cabaña
No siento luz en los rincones de mi alma
Pues ya no tengo todo lo que llevas dentro

Coro
Eres el arroyito que baña mi cabaña
Eres el negativo de la foto de mi alma
Eres agua bendita que crece en mi cultivo
Eres ese rayito que me calienta el nido

Yo solo quiero ser el dueño de tu amor
Yo solo quiero ser el dueño de tu risa
Para encontrarte y devolverte el corazón
Y me acompañes por el resto de mi vida

Coro
Eres el arroyito que baña mi cabaña
Eres el negativo de la foto de mi alma
Eres agua bendita que crece en mi cultivo
Eres ese rayito que me calienta el nido (Bis)

jueves, diciembre 03, 2009

Jueves

En memoria del atentado ocurrido en Madrid el 11 de marzo de 2004

La canción es de La Oreja de Van Gogh y es hermosa.

Disfrútenla.

Gracias Jorge por este regalo.



Leer la letra....




Aquí va otra versión también hermosísima!!




Jueves

Si fuera más guapa y un poco más lista,
si fuera especial, si fuera de revista,
tendría el valor de cruzar el vagón
y preguntarte quién eres.

Te sientas enfrente y ni te imaginas
que llevo por ti mi falda mas bonita,
y al verte lanzar un bostezo al cristal
se inundan mis pupilas.

De pronto me miras, te miro y suspiras,
yo cierro los ojos tu apartas la vista,
apenas respiro me hago pequeñita
y me pongo a temblar.

Y asi pasan los dias de lunes a viernes,
como las golondrinas del poema de Bequer,
de estacion a estacion,
de frente tu y yo va y viene el silencio.

De pronto me miras, te miro y suspiras,
yo cierro los ojos tu apartas la vista,
apenas respiro me hago pequeñita
y me pongo a temblar.

Y entonces ocurre, despiertan mis labios,
pronuncian tu nombre tartamudeando,
supongo que piensas que chica mas tonta,
y me quiero morir.

Pero el tiempo se para,
te acercas diciendo,
yo aun no te conozco y ya te echaba de menos,
cada mañana rechazo el directo y elijo este tren.

Y ya estamos llegando, mi vida ha cambiado,
un dia especial este 11 de marzo,
me tomas la mano, llegamos a un tunel
que apaga la luz.

Te encuentro la cara gracias a mis manos,
me vuelvo valiente y te beso en los labios,
dices que me quieres y yo te regalo
el ultimo soplo de mi corazón.

jueves, noviembre 19, 2009

Una propuesta solidaria





En la República Dominicana tenemos no menos de ochocientos mil nacionales haitianos viviendo de manera permanente en nuestro territorio.

Nuestras autoridades estiman que el 15% del presupuesto de salud termina beneficiando a la población haitiana residente en Dominicana. En educación, el 10% del presupuesto de ese ministerio se destina a satisfacer las demandas de ese mismo sector. De manera que nuestro pueblo está contribuyendo, humildemente, a aliviar la pesada carga que lleva en sus hombros el pueblo haitiano.

Somos solidarios y queremos aumentar el nivel de ayuda que actualmente recibe el pueblo haitiano. En ese sentido el Centro Juan XXIII ha formulado una propuesta que consiste en que parte de la deuda que tiene el Estado Dominicano con organismos multilaterales y también en relaciones bilaterales con Estados amigos, pueda ser pagada con bienes y servicios que supliría la República Dominicana al hermano pueblo de Haití.

Seguir leyendo...
.


La propuesta no puede ser más favorable para todos los sectores involucrados.

Países como Estados Unidos de Norteamérica, Canadá, Francia y Brasil han expresado su vivo interés en ayudar a resolver el drama haitiano. Una de las mayores dificultades, si no la mayor, al momento de materializar esa ayuda, es que la ayuda en dinero líquido podría no llegar al objetivo seleccionado y perderse en el complejo mundo de la corrupción y la burocracia. La ayuda en bienes y servicios es más segura y nuestra vecindad geográfica nos convierte en suplidores por excelencia de esos bienes y servicios.

Esos países que han expresado su interés de ayudar al pueblo haitiano podrían, si son acreedores nuestros, permitir que parte de esa deuda la podamos pagar entregando bienes y servicios al hermano pueblo haitiano. En caso de no ser acreedores nuestros, podrían pagar parte de la deuda que tenemos con organismos multilaterales y nosotros, esa misma cantidad de dinero que ese país ha pagado, la supliríamos en bienes y servicios al pueblo haitiano. Esa ayuda la entregaríamos a quien el acreedor designe como destinatario y organismos de las Naciones Unidas, presentes en Haití, podrían fiscalizar el proceso, garantizando su pulcritud.

Para República Dominicana la propuesta es favorable porque dinamiza la economía y permite pagar deuda con bienes y servicios producidos localmente. Al mismo tiempo contribuimos, humildemente y desde la pobreza, a aliviar la carga del pueblo haitiano, objetivo de nuestro mayor interés como pueblo, porque el crecimiento económico dominicano no será crecimiento para las capas pobres de la población, que son los más, mientras el pueblo haitiano permanezca en un estado de pobreza extrema.

Para el pueblo haitiano será favorable contar con alimentos, medicamentos, servicios médicos, odontológicos y otros, como un aporte de esos países que desean ayudar a resolver el drama haitiano.

La propuesta es buena y oportuna. Ya la Organización Nacional de Empresas Comerciales (ONEC) la hizo suya. Solicitamos que las organizaciones empresariales, no gubernamentales, sociales y comunitarias apoyen la propuesta. El gobierno por su parte, a través de la Cancillería, debe darle forma.

Es una propuesta solidaria.

¡Apoyémosla!

Mario Bergés
m.berges@centrojuanxxiii.org

Santo Domingo, R. D.
15 de noviembre de 2009


Publicado en el Hoy de fecha 16 de noviembre de 2009

martes, noviembre 03, 2009

Solidaridad

Dar una mano, bajar los vidrios, dejar abiertas puertas y ventanas.
Construir entre todos una sociedad transparente, digna, incluyente y solidaria.


martes, octubre 27, 2009

Así no, Señores Congresistas






Nuestros congresistas han demostrado, una vez más, que no están a la altura de ser dignos representantes del pueblo dominicano. Los que de alguna manera participan, lo único que hacen es colocar los intereses particulares y partidarios por encima de los sagrados intereses de la nación y del bien común.

Al no ser producto de una crisis política, el pueblo dominicano creó expectativas de que esta nueva revisión constitucional podía ser una oportunidad preciosa para lograr una Constitución acorde con los tiempos. Esto nos garantizaría un desarrollo adecuado en, por lo menos, los próximos cuarenta o cincuenta años.

Lejos de ese ideal, la Constitución estructurada por nuestros congresistas sólo garantiza un mayor control del Estado por parte de la cúpula política que rodea al ejecutivo de turno que, en la práctica, mantiene secuestradas las otras instancias de poder.

Seguir leyendo...
.


Los asambleístas no estuvieron a la altura cuando no aprobaron el referendo revocatorio. Esto es evidencia de que se desea patentizar la impunidad y mantener la función pública más allá de la voluntad popular.

Suprimieron el derecho individual de demanda en inconstitucionalidad. Un absurdo porque todo ciudadano tiene legítimo interés en que la constitución no sea violentada.

Reafirmaron la composición del Ministerio Público y de la Cámara de Cuentas como dependientes del Poder Ejecutivo. De esa manera no hay posibilidad alguna de enfrentar con seriedad la corrupción y la impunidad.

Esos son solo algunos de los muchos puntos en los que no se alcanzaron las expectativas que el pueblo dominicano había puesto en esta nueva Constitución. Si a este panorama le agregamos el escándalo de las votaciones fraudulentas de los congresistas y el pacto entre Leonel Fernández y Miguel Vargas, el cual suplantó lo que debió ser voluntad libérrima de los legisladores, podemos ir entendiendo por qué no nos sentimos representados.

La conducta poco ética de la gran mayoría de nuestros políticos ha terminado por levantar a una sociedad civil que se encuentra cansada de tanto ultraje.

Si no es ahora, será en otra oportunidad; pero tenemos que lograr una Constitución que separe el Poder Judicial totalmente del Poder Ejecutivo.

Actualmente en el congreso existe un proyecto de modificación constitucional que incluye un Consejo Nacional de la Magistratura con una composición independiente del Poder Ejecutivo y con amplia participación de la sociedad civil. A ese Consejo Nacional de la Magistratura se le otorga, en ese proyecto de modificación constitucional al que nos referimos, la potestad de nombrar a los miembros de la Cámara de Cuentas y al Procurador General de la República.

Bien harían los congresistas si decidieran dar una tercera lectura a los artículos que fueran necesarios para darnos una Constitución más cercana a las expectativas del pueblo dominicano. Una Constitución que permita desarrollar una justicia fuerte, capaz de enfrentar con éxito la corrupción.

Después de todo, nuestra justicia ha sido capaz de condenar y hacer cumplir condena a grandes personajes del ámbito social y económico, pero con esa misma justicia no tenemos un solo político preso.

Mario Bergés
Centro Juan XXIII


Publicado en el Hoy de fecha 21 de octubre de 2009

jueves, septiembre 24, 2009

Rendición de cuentas





Hermanos todos:

Rendir cuentas es siempre un acto de humildad y una expresión de transparencia.

El 28 de junio del año pasado una asamblea como esta seleccionó a un grupo de miembros del Centro Juan XXIII para formar parte del Equipo Coordinador de nuestra institución.

Hoy venimos ante ustedes a rendir cuentas de la labor realizada en estos 15 meses transcurridos desde aquella fecha.

Seguir leyendo...
.


El Equipo Coordinador que hoy rinde cuentas está formado por quien les habla, Mario Bergés, como Presidente; Roberto Rodríguez, Pasado Presidente y actualmente Vicepresidente; Jorge Aguayo, Tesorero; Franco Oliva, Secretario; Harold Molina, Vocal; Manuel Olivero, Vocal; Jorge Abbott, Vocal; Francis Redman, Vocal; Noel Giraldi, Vocal; y nuestro Asesor, el Reverendo Padre José Antonio Esquivel, SJ. Posteriormente, al quedar formado el nuevo núcleo María Trinidad Sánchez, pasaron a formar parte del Equipo Coordinador como vocales, Sonia Muñóz quien también es nuestra Directora Ejecutiva y Claudia Cappano.

Hasta el pasado viernes 18 de septiembre de 2009 el Equipo Coordinador ha tenido 67 reuniones, una cada semana sin saltar ninguna semana.

Cinco líneas de acción, contenidas en nuestro Plan Estratégico, han servido de guía al Equipo Coordinador en su labor de este año.

Comunicación y difusión continua de nuestras ideas.

En esta línea de acción hemos desarrollado dos campañas publicitarias: ¨Gobiernen Bien” y “Voluntad para Gobernar Bien”. Ambas campañas han tenido buena acogida y la respuesta favorable de la gente se ha manifestado en nuestra página web.
Dentro de esta misma línea de acción se enmarca la publicación de 36 artículos en el periódico Hoy desde el 28 de agosto del 2008 y la publicación de 4 artículos en Clave Digital durante el período.

También dentro de esta línea de acción hemos desarrollado un programa de radio que desde febrero de 2009 sale al aire por Vida FM, los miércoles, originalmente de 2:00 PM a 2:30 PM, y actualmente ya hemos extendido el horario hasta las 3:00 PM.

En esta misma línea de acción se encuentra la publicación de una página completa del periódico Hoy dedicada al Centro Juan XXIII

Hemos asumido posiciones públicas con relación al aborto, condenándolo; con relación a la cementera de Los Haitises, pidiendo un arbitraje; y con relación a la corrupción y el nepotismo en el Estado, condenándolo.

En estos trabajos de comunicación y difusión de nuestras ideas trabaja el Equipo de Comunicación y hay que destacar la labor realizada por Francis Redman, Angel Canó, Noel Giraldi, Jorge Aguayo, Sarah Cabral y Johanna Fernández.

Participación activa en redes y organizaciones afines

Para dar cumplimiento a esta línea de acción del Plan Estratégico, el Centro Juan XXIII se ha insertado en redes de organizaciones que persiguen objetivos puntuales comunes. De esa manera, somos miembros de:

Foro Ciudadano: Red de organizaciones que persiguen el fortalecimiento de nuestra democracia.

Grupo ABC: Red de organizaciones que persiguen establecer una Agenda Básica Común.
Grupo Acción: Red de organizaciones que en su momento se creó para buscar solución a males puntuales como el de la energía eléctrica.

Espacio de La Lucha Contra la Corrupción: Red de organizaciones que luchan contra la corrupción y quienes tuvieron su Asamblea Constituyente en noviembre de 2009 y resultó electo el Centro Juan XXIII como Coordinador de ese Espacio de La Lucha, red que cuenta con más de 75 organizaciones afiliadas y presencia en 28 municipios.

En estos trabajos debemos resaltar la labor realizada por Harold Molina y Franco Oliva.

Promoción de la familia y los valores

Esta línea de acción la hemos trabajado utilizando los artículos del periódico Hoy y el programa de radio.

Adicionalmente hemos hecho declaraciones públicas de condena al aborto y a la corrupción y en defensa de los valores humanos.

Fortalecimiento de la organización

En esta línea de acción del Plan Estratégico hemos presentado siete conversatorios desde noviembre de 2008 hasta la fecha.

Educación

Crisis Económica

Reforma Constitucional I

Reforma Constitucional II

El Defensor del Pueblo

Energía I

Energía II

Es importante señalar que en el caso del Defensor del Pueblo, tenemos pendiente un evento al cual invitaremos a organizaciones afines para hacer incidencia ante el congreso a fin de que se logre su nombramiento.

Un nuevo núcleo, el María Trinidad Sánchez, con 11 miembros también entra dentro de esta línea de acción del Plan Estratégico.

Otro paso en la dirección del Fortalecimiento de la Organización fue el de contratar un Director Ejecutivo, en nuestro caso Sonia Muñóz, actualmente miembro del Núcleo María Trinidad Sánchez, quien ha realizado una labor meritoria en el desempeño de sus funciones.

En la misma línea de acción hemos presentado los Estados Financieros del 2007 y el 2008 ante la DGII y ya hemos aprobado colocar en nuestra página web tanto el Estado de Situación como el de Ingresos y Gastos de nuestra institución, de manera que el ejercicio financiero sea transparente.

Potenciación de la capacidad de los recursos humanos

Atendiendo a esta línea de acción podemos exhibir un Equipos de Comunicaciones, de Finanzas y de Formación bien estructurados y eficientes.

Debemos resaltar la participación de Jorge Abbott y Manuel Olivero y Jorge Aguayo en estos trabajos.

La contratación del Director Ejecutivo también va en la dirección de esta línea de acción ya que potencia la capacidad de los recursos humanos existentes.

¿Que queda por delante?

Como vemos, el Centro Juan XXIII ya no es un niño, hemos crecido y hemos madurado. Aún así, las nuevas autoridades deberán encontrar los caminos que permitan que cada vez más miembros se involucren directamente en los trabajos del Centro. Sentimos que los miembros tienen deseos de participar en los trabajos, pero posiblemente no hemos sido capaces de comunicar las oportunidades de ayudar en trabajos del Centro. También hemos fallado en desarrollar en los núcleos la capacidad de iniciativa para que propongan y ejecuten ideas propias y que al compartirlas puedan enriquecer a todo el Centro Juan XXIII.

El Centro Juan XXIII es una organización muy democrática, con una dirección prácticamente horizontal, donde el Equipo Coordinador está formado por dos miembros de cada núcleo. Tenemos que cuidar como a la niña de nuestros ojos la entrada de nuevos miembros y la composición del Equipo Coordinador. Las organizaciones políticas tienen órganos trabajando activamente en el asalto de cuanta organización pueda tener algo prestigio, y ya nosotros andamos bordeando esa frontera.

Al despedirme

Quiero dar las gracias a esta Asamblea por haber depositado en nosotros la confianza en la dirección del Centro Juan XXIII.

De mis compañeros del Equipo de Coordinación no he mencionado a tres de ellos y ha sido ex profeso, Por una parte nuestro Asesor, Padre José Antonio Esquivel y nuestro Vicepresidente Roberto Rodríguez: sepan que nada de lo que se ha logrado hubiera sido posible sin el concurso, sin la prudencia, sin la sensatez, sin la sabiduría de ustedes. Por otra parte Claudia Cappano, quien solamente tiene cuatro reuniones con nosotros pero que añadió una segunda visión femenina entre tantos hombres.

Gracias al Equipo Coordinador, ha sido honor para mí, haber trabajado con ustedes.
Como ven, ya el Centro Juan XXIII es un joven ansioso por conquistar su sueño. Las herramientas y los recursos quizás no son los más apropiados, pero la determinación del joven es total y además, ya lo dijo el poeta, “el sueño se hace a mano y sin permiso, arando el porvenir con viejos bueyes”

Que viva el Centro Juan XXIII!!!

Que viva la República Dominicana!!!



Palabras pronunciadas por Mario Bergés,
Presidente del Centro Juan XXIII, al rendir cuentas
Ante la Asamblea del Centro Juan XXIII de fecha
Martes 22 de septiembre de 2009

sábado, septiembre 19, 2009

Agua y lago: Restricciones



“La restricción asumida libremente, da sentido al ser humano libre. Sin restricciones, el ser humano se diluye en el infinito.”

La sentencia anterior es el resultado de una reflexión acerca de un texto chino antiquísimo, que en una hermosa metáfora de agua y lago nos enseña que son las restricciones autoimpuestas las que permiten que el agua se convierta en lago.

El agua en su camino al mar tiene un momento en que dice: –“hasta aquí llego, a mí no me tienta esa garganta oculta, yo quiero a ser un lago que refleje esas cumbres”. Sólo entonces empieza a ser un lago. Sin esas restricciones que le dan su forma propia, el lago no sería lago, se diluiría y perdería su esencia.

En el ámbito humano ocurre lo mismo, nuestras restricciones, si son autoimpuestas y asumidas libremente, hablan de nosotros, nos definen.

Así, dirán de alguno:

-Ese es el que no se roba la luz…

y de algún otro:

-Aquel no se pasa un semáforo en rojo…

Tomamos esos ejemplos porque nos muestran cuan relajados están los límites éticos en nuestra sociedad. En ambos casos se trata de restricciones autoimpuestas ya que, entre nosotros, pagar la energía eléctrica consumida y respetar el semáforo, son decisiones personales que se toman libremente, seguros de que la decisión contraria goza de impunidad.
Como ven, hemos pasado de una reflexión filosófica existencial, con metáfora de lago entre montañas, a una realidad social de desenfreno, sin límites visibles ni fronteras.

Ese camino nos diluye como pueblo. Necesitamos restricciones y el gran reto es que éstas deben ser autoimpuestas.

Lawrence Kohlberg,, filósofo norteamericano del siglo pasado, define seis etapas del desarrollo de la conciencia ética y esas etapas se corresponden con la niñez, la preadolescencia, la adolescencia, la juventud, la madurez y la sabiduría. Así, en la niñez la ética es de premio y de castigo; para el preadolescente la ética es de negociación costo-beneficio; para el adolescente sólo es ético aquello que su grupo aprueba; para el joven es ético lo que diga la ley; para la madurez, más allá de la ley, es la ética de la conciencia bien formada; para el sabio es la ética de los principios universales, no juzga, ama.

Como pueblo, nuestro desarrollo ético no ha pasado de la adolescencia. Nuestra conducta está regulada por una moral basada en premios y castigos, en algunas oportunidades evaluamos la relación costo-beneficio de una acción y en otras ocasiones, a lo sumo, llegamos a validar la acción con nuestro grupo.

Va llegando la hora de que voluntariamente pasemos a ser un pueblo éticamente joven. Para dejar atrás la adolescencia ética y entrar de lleno en su juventud, necesitamos restricciones asumidas libremente, limitaciones voluntarias.

Tenemos que generar un movimiento nacional a favor de un gran acuerdo de respeto voluntario a la ley. Si la ley es mala modifiquémosla, pero pongamos alma, vida y corazón en su respeto.

Conquistemos un acuerdo nacional de respeto voluntario a la ley.

Mario Bergés
Centro Juan XXIII


Publicado en el Hoy de fecha 18 de septiembre de 2009

viernes, agosto 21, 2009

Fabricación de cocaina

Aquí les dejo un vídeo que explica cómo se fabrica la cocaina.

Entre los ingredientes, además de la hoja de coca, está la gasolina, el ácido sulfúrico, el permanganato de sodio, soda cáustica, cal, sal y otros elementos.

La verdad es que la gasolina, el ácido sulfúrico, el permanganato de sodio y la soda cáustica son todos compuestos altamente venenosos. Masticar hoja de coca es una tradición común en los pueblos andinos, como lo es el café o el mate en otras regiones, pudiera ser que la mayor concentración del componente activo de la hoja de coca también sea dañino para el consumo humano, ni hablar de los otros componentes, todos venenosos.

Bueno, aquí les dejo el vídeo.

jueves, agosto 13, 2009

Llegaremos a tiempo

Hermosa canción de Rosana.

"...Si robaran el mapa del país de los sueños
Siempre queda el camino que te late por dentro
Si te caes te levantas, si te arrimas te espero
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo..."





Si te arrancan al niño, que llevamos por dentro,
Si te quitan la teta y te cambian de cuento
No te tragues la pena, porque no estamos muertos
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo

Seguir leyendo...
.


Si te anclaran las alas, en el muelle del viento
Yo te espero un segundo en la orilla del tiempo
Llegarás cuando vayas más allá del intento
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo

Si te abrazan las paredes desabrocha el corazón
No permitas que te anuden la respiración
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión
Que la vida son dos trazos y un borrón.

Tengo miedo que se rompa la esperanza
Que la libertad se quede sin alas
Tengo miedo que haya un día sin mañana
Tengo miedo de que el miedo, te eche un pulso y pueda más
No te rindas no te sientes a esperar.

Si robaran el mapa del país de los sueños
Siempre queda el camino que te late por dentro
Si te caes te levantas, si te arrimas te espero
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.

Mejor lento que parado, desabrocha el corazón
No permitas que te anuden la imaginación
No te quedes aguardando a que pinte la ocasión
Que la vida son dos trazos y un borrón.

Tengo miedo que se rompa la esperanza
Que la libertad se quede sin alas
Tengo miedo que haya un día sin mañana
Tengo miedo de que el miedo te eche un pulso y pueda más
No te rindas no te sientes a esperar.

Sólo pueden contigo, si te acabas rindiendo
Si disparan por fuera y te matan por dentro
Llegarás cuando vayas, más allá del intento
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.

Sólo pueden contigo, si te acabas rindiendo
Si disparan por fuera y te matan por dentro
Llegarás cuando vayas, más allá del intento
Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo.

Rosana

lunes, agosto 10, 2009

Voluntad y corrupción






Recientemente se presentó el Estudio de la Percepción de la Corrupción en los Hogares Dominicanos, realizado por la Gallup con el patrocinio de USAID.

El estudio se realizó durante los meses de junio y julio de 2008 y la encuesta fue aplicada a una muestra de 2,400 hogares dominicanos y se refiere a la corrupción menor, la del macuteo
El estudio mide cómo es percibida la corrupción por el ciudadano y los índices de esa percepción para el año 2008 pueden ser comparados con los resultados del estudio similar realizado en el 2007.

Básicamente lo que dice el estudio es que el dominicano percibe ahora más claramente la corrupción como un problema que impide nuestro desarrollo. El 56% de los dominicanos entiende que la corrupción, la ineficiencia de las instituciones y su falta de coordinación son los principales problemas que impiden el desarrollo del país. Al mismo tiempo, la población dominicana entiende que la solución al problema es un asunto de educación y de no dejar impune al corrupto.

Seguir leyendo...
.


Solamente un 19% de los dominicanos obedece la ley por temor a la autoridad. El dominicano percibe que en nuestra sociedad reina la impunidad y la corrupción prospera allí donde el costo de ser corrupto es bajo y el beneficio alto. Tenemos que frenar la impunidad.

El Índice de Actitud mide en qué medida el ciudadano está dispuesto a enfrentar la corrupción. Índice cero es tolerancia total, índice cien es total intolerancia. Nuestra sociedad del 2008 tenía el mismo Índice de Actitud que en el 2007, un 26%, prácticamente tolerancia absoluta. Es necesario que mejoremos esa respuesta de la sociedad.

El ciudadano, ahora que sabe que la corrupción es una de las causas principales de nuestro subdesarrollo, tiene que exigir transparencia en la gestión pública y privada, al mismo tiempo que reclama que no queden impunes los culpables.

Los funcionarios públicos son personas que manejan recursos que no les pertenecen. Esos fondos de los contribuyentes deben ser manejados con pulcritud, y en consecuencia, sus operaciones deben ser transparentadas de modo tal que los contribuyentes conozcan todos los detalles.

Para lograr esa transparencia solamente hace falta voluntad.

Actualmente tenemos personajes con gran poder económico y social presos en Najayo. Lo que no tenemos es un político preso. Son nuestros impunes favoritos. Y los políticos de ayer pactaron con los de hoy y los de hoy lo hicieron con los políticos de mañana; de manera que la impunidad se haga perpetua.

Para revertir esa impunidad irritante y ofensiva solamente hace falta voluntad.
Señores servidores públicos: Transparentar los detalles de cómo se ha manejado el dinero de los contribuyentes solamente requiere voluntad. Háganlo. Sean transparentes.

Señores servidores públicos encargados de investigar y perseguir la corrupción: Investigar y perseguir la corrupción pública y privada, vale decir, hacer el trabajo por el que se les paga, solamente requiere voluntad. Háganlo. Sean responsables.

Señores funcionarios de la justicia, la impunidad se revierte con voluntad. Háganlo. No sean venales.

Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org


Publicado en el Hoy de fecha 8 de agosto de 2009

domingo, julio 19, 2009

Ya llegará el tiempo de los honrados






Don Tulio, ¿No cree usted que resulta muy difícil explicar cómo se llega a acumular millones de dólares en base a un sueldito?

¿Cree que no sabemos que usted andaba con una mano delante y otra detrás, montándose en carros públicos y picoteando a los amigos, hace apenas unos añitos?

Y para los Tulios nacidos en mejor cuna, ¿Creen ustedes que la población entiende que su origen les garantiza la nobleza?

¡Ay Tulio!, déjame explicarte:

Seguir leyendo...
.


La vida trasciende lo inmediato de tu vida presente. Aunque no tengo dudas de su existencia, no es de la otra vida que te voy a hablar. Lo que quiero explicarte, Tulio, es que tus acciones tienen eco en tu vida presente y en la vida material que continúa después de tu muerte. Otra verdad que quiero mostrarte es que el alma humana persigue la verdad y no encuentra reposo hasta alcanzarla. Ningún hijo quiere a papi porque sea ladrón.

¡Ay Tulio!, ¿Cómo decirte?

Tus hijos probablemente no te enfrentan, entre otras cosas porque eres mucho mayor que ellos y con muchísimo mayor poder. Pero que no te quepa la menor duda de que ya sus amigos le han comentado tus andanzas (porque tienes que saber que son públicas) y se avergüenzan; además, en la casa de la familia de la noviecita del mayor, hay cierta resistencia en aceptarte, porque todo el mundo sabe que estás robando, y el que roba, compromete para mal el futuro de sus descendientes no natos. ¿Qué debo hacer para que me entiendas?

Si te asiste la suerte de tener hijos intactos, de esos que andan defendiendo la vida y Tan Jartos, ¡Enhorabuena, la estás pagando Tulio! Esos muchachos y muchachas ya te han hecho saber que no cuentas con ellos, que “mi papi no es mejor porque más roba”.

Tulio, cuando llegas a un restaurante y la gente se levanta a saludarte, no se levanta por ti, a quien en el fondo desprecia profundamente; se levanta porque piensa: “déjame saludar a este ladrón porque tiene poder político”. Es decir, estás ocupando una posición de poder que obliga al resto de los mortales a tratar de mantener buenas relaciones contigo, por tu cargo, Tulio, no por ti. Ya te enterarás cuando ceses en tus funciones.

Y es que a la política se va a servir y tu te has servido. Y en política, como en la vida, el que se sirve no sirve.

Dos aclaraciones finales: Ni son todos Tulios ni los Tulios son exclusivos de este gobierno. Hay funcionarios muy honrados y muy dignos, ejemplos de honestidad. Por otra parte, en todos los gobiernos ha habido sus Tulios. De hecho los Tulios de los diferentes gobiernos han pactado de manera que los de mañana perdonarán a los de hoy y los de hoy perdonaron a los de ayer.

Ya llegará el tiempo de los honrados porque el que estamos viviendo es tiempo de ladrones.

Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org


Publicado en el Hoy de fecha 18 de julio de 2009

miércoles, julio 01, 2009

Nuestro cuatro de julio






Hace casi nueve años el mundo se estremeció con la noticia de que por primera vez en la historia de Estados Unidos de Norteamérica, un grupo terrorista había atacado con éxito objetivos dentro de su territorio. Las Torres Gemelas de Nueva York y las instalaciones del Pentágono en Virginia habían sido blancos de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Para los dominicanos ese ataque fue motivo de profundo pesar, no solamente por el sufrimiento de las familias afectadas, sino sobre todo porque no comprendemos la dinámica del terrorismo. Se trató de un abuso: Un inocente es un inocente, y no hay razón que pueda justificar el sufrimiento gratuito.

Seguir leyendo...
.


Esos ataques del 11 de septiembre tuvieron para nosotros otras consecuencias más funestas. La ocasión fue aprovechada por la embajada estadounidense en Santo Domingo para extender su frontera desde el lindero Oriental en la calle Leopoldo Navarro, hasta el eje mismo de esa calle, anexándose de ese modo el territorio dominicano comprendido entre el eje de la calle Leopoldo Navarro al Este, la Embajada Norteamericana al Oeste, la Av. Pedro Henríquez Ureña al Norte y hasta la mitad de cuadra al Sur de la calle César Nicolás Penson.

Va siendo tiempo ya de que la legación estadounidense retorne a su linderos originales.

Veamos las razones que validan nuestro reclamo.

Razones técnicas: Santo Domingo tiene muy mala comunicación vial en la dirección Norte-Sur. Cada vehículo que se ve constreñido a un solo carril al llegar a la referida zona, no pierde de vista que el principal culpable de su problema es el muro “New Jersey” colocado por los estadounidenses en territorio dominicano para molestia de los que aquí vivimos.

Razones históricas: La única frontera física en Santo Domingo con características de bandos enemigos enfrentados la tenemos en los muros “New Jersey”, colocados en el eje de la calle Leopoldo Navarro y que bordean a la Embajada de Estados Unidos. Cada persona que pasa por el borde dominicano de esa frontera, de alguna manera recuerda que han sido tres las veces que tropas estadounidenses invaden territorio dominicano. Esas invasiones siempre han traído luto y dolor a nuestras familias, así como retrasos y retrancas a nuestros procesos sociales.

Razones culturales: Somos inocentes. No tuvimos nada que ver con los ataques del 11 de septiembre de 2001. Para nosotros se trata de un abuso y no hay razón alguna que pueda justificar ese sufrimiento gratuito.

Tres razones, tres violaciones a nuestra soberanía y luego no entienden por qué la animadversión.

Señor Embajador de Estados Unidos: Retiren los muros “New Jersey” de la calle Leopoldo Navarro. Permitan el paso civilizado por esa calle y por la acera. Ustedes no están en territorio hostil, si lo estuvieran, posiblemente no podrían anexarse ese territorio y hay ejemplos cercanos de lo que digo.

Tienen una gran oportunidad. En pocos días celebrarán el 233 aniversario de su Independencia. Una gesta que conmovió al mundo por la fortaleza de las razones que la sustentaban.

Celebremos juntos el próximo cuatro de julio.

Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org



Publicado (con censura) en el Hoy de fecha 1 de julio de 2009

viernes, junio 12, 2009

El defensor del pueblo





El pueblo indefenso y víctima de la voracidad de políticos y empresarios sin escrúpulos, necesita de una voz que teniendo autoridad de Estado, se levante en defensa de sus intereses.

Desde el año 2001 nuestra democracia cuenta con la figura jurídica del Defensor del Pueblo, una suerte de caballero andante que teniendo condición de noble y pudiendo tutear a la nobleza, ha jurado defender al desvalido, al que marcha de a pie, al que no tiene voz entre los nobles.

Seguir leyendo...
.


La legislación actual no le permite mucho vuelo al caballero, no tiene la autoridad de un fiscal independiente que pueda instrumentar los casos que a su juicio tengan méritos suficientes. Por el contrario, está obligado a utilizar los canales de la justicia ordinaria y en ese camino siempre existe el riesgo de que el expediente duerma el sueño eterno, que algún implicado reciba un indulto no merecido o que se descalifique al ciudadano como interesado en el destino de los fondos públicos. De todos modos, la figura jurídica es útil y si la sociedad civil participa activamente en la ceremonia de armarlo caballero y mantiene el vínculo, podrá tener un interlocutor que la represente en sus asuntos con el Estado y con los suplidores de servicios públicos.

La autoridad del Defensor del Pueblo es, por encima de toda consideración, una autoridad moral y como tal es resultado del ascendiente que tenga en la sociedad que le inviste. Es en esa condición en donde se encuentra la fortaleza del cargo y la oportunidad de la sociedad civil organizada. El Defensor del Pueblo debe nacer de manos de la sociedad civil y esa relación debe cultivarse y mantenerse en el tiempo, a fin de contar con una herramienta más en la lucha por la defensa de los derechos ciudadanos.

Desde que fue promulgada la ley en el 2001 no ha sido posible llegar a consenso entre las fuerzas políticas para lograr el nombramiento del funcionario. Esa pereza es indicadora de la escasa voluntad política que gravita sobre el tema. Actualmente hay una oportunidad que debemos apoyar, porque en el proyecto de reforma constitucional presentado por el gobierno se le da carácter constitucional al Defensor del Pueblo.

El procedimiento establecido en la ley 19-01 para la elección del funcionario es que la Cámara de Diputados, con una votación de dos tercios de la totalidad de los diputados, selecciona una terna que le presenta al Senado de la República. El Senado a su vez, con una votación de las dos terceras partes de su matrícula, escoge al funcionario de la terna presentada por la Cámara de Diputados.

La Cámara de Diputados tiene adelantados los trabajos. Ha logrado una lista de posibles candidatos que ha sido depurada en vistas públicas y entrevistas. Ahora toca el turno a la sociedad civil. Las organizaciones deben hacer causa común para lograr que tanto los Diputados como los Senadores lleguen a consenso y tengamos por fin al Defensor del Pueblo.

Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org


Publicado en el Hoy de fecha 12 de junio de 2009

sábado, mayo 23, 2009

Retornar a la ley





La fila para doblar a la izquierda está esperando la autorización del semáforo, pero un desaprensivo entiende que tiene más derecho que todos los de la fila y se adelanta por el carril adyacente para colocarse de primero. Al colocarse delante lo hace incursionando a medias en el carril de giro a la izquierda, obstruyendo de ese modo tanto a los vehículos que se encuentran esperando por el semáforo para girar a la izquierda, como a los que se desplazan detrás de él y desean utilizar el carril adyacente al de giro, para continuar, con todo derecho, hacia delante.

Seguir leyendo...
.


El desaprensivo no llega a comprender que durante el tiempo de verde de un semáforo, sólo logra cruzar la intersección una cantidad fija de vehículos; de manera que si él se adelanta a la fila y pasa de primero, le está quitando la oportunidad de pasar por lo menos a un vehículo de la fila de giro durante ese ciclo de verde, además de retrasar e importunar a los que en derecho deseaban continuar hacia delante.

El anterior es un ejemplo de nuestra cotidianidad y el tránsito es un fenómeno que refleja muy bien el irrespeto a la ley que caracteriza nuestro accionar en la trama social.
Ese camino nos destruye.

El gran pacto social que necesitamos formalizar para garantizar nuestro desarrollo y más aún, nuestra permanencia como sociedad organizada, debe partir de un compromiso solemne de respeto irrestricto a la ley.

Las instituciones del Estado y las organizaciones de la sociedad civil deben definir, en conjunto, un plan para promover ese acuerdo de retorno a la ley. El mencionado plan tiene como ejes principales la divulgación de la legislación vigente y las acciones de la autoridad encaminadas a obligar su cumplimiento.

Conocer la legislación otorga poder, o como se dice en lenguaje de ONGs, empodera a la sociedad. Por otra parte, las acciones de la autoridad encaminadas a obligar el cumplimiento de la ley, afectan por un lado al infractor, obligándolo a retornar a la norma, y por el otro alientan a la población a ser más exigente del respeto a sus derechos, y esto así, porque se siente protegida por la autoridad.

Hemos visto a desaprensivos tomar en vía contraria la Av. Bolivar para robarse una media cuadra ante la mirada de un policía de tránsito y cuando le hemos llamado la atención al agente de tránsito su respuesta ha sido que eso le toca a los de AMET, que él está solamente para la ruta del Presidente. Necesitamos una autoridad vigilante del respeto a la ley en toda circunstancia y una sociedad conocedora de la legislación y dispuesta a exigir el respeto a sus derechos.

Con la ley crecemos todos. Trabajemos por un gran pacto social que tenga su punto de partida en el respeto irrestricto a la ley, con la seguridad de estar contribuyendo a crear el ambiente de armonía social que permite y promueve el desarrollo.

Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org



Publicado en el Hoy de fecha 23 de mayo de 2009

El costo del tapón



Sin querer reducir el fenómeno social a un simple modelo mecanicista, podríamos imaginarnos a la sociedad como un gran aparato o sistema productor de bienes y servicios. En este sistema, cada parte hace su función siguiendo reglas que logran mantener el delicado equilibrio y la armonía que le permite operar. La rapidez con que ese sistema produce bienes y servicios estará determinada por el desarrollo alcanzado por esa sociedad. En otras palabras, mientras mayor sea el desarrollo tecnológico, mayor será la producción por habitante de esa sociedad.

Seguir leyendo...
.


Una de las partes importantes del sistema es el transporte y éste se podría comparar con el torrente sanguíneo que lleva los nutrientes a la célula y recolecta los desperdicios para su disposición final. Si la velocidad del torrente sanguíneo se sale de rango, si es muy alta o muy baja, posiblemente quedarán células sin alimentar y repletas de elementos deletéreos. En todo caso, el sistema experimentará una deficiencia en su resultado final.

Nuestras calles y avenidas son como las arterias y venas del cuerpo humano. A través de ellas se moviliza la economía y cualquier elemento que obstruya el flujo vehicular en nuestras calles y avenidas lo que hace es contribuir a que la producción de bienes y servicios sea más lenta. Si nuestro Producto Interno Bruto (PIB) anual lo produjéramos tan rápido como en un mes, seríamos tan ricos como Noruega. Por el contrario, si lo produjéramos tan lento como en 10 años, andaríamos rondando la pobreza del Burundi.

Un vehículo de cinco pasajeros detenido en un tapón cuesta en depreciación del vehículo, combustible y lubricantes, alrededor de 2.2 centavos de dólar por minuto. Si el mismo vehículo tiene dentro tres pasajeros en edad económicamente activa habrá que añadir 6.6 centavos de dólar por minuto. De manera que cada minuto de ese vehículo detenido en un tapón le cuesta a la sociedad dominicana cerca de 8.8 centavos de dólar.

En la 27 de Febrero esquina Máximo Gómez, de cinco de la tarde a siete de la noche deben cruzar, siendo conservadores, no menos de 3,000 vehículos que en promedio pierden diez minutos en atravesar la intersección. Ese tapón nos cuesta al año casi setecientos mil dólares. Esa suma de dinero es treinta veces el costo anual de ocho policías y cuatro grúas que podrían estar colocados en la intersección para lograr que se respete el semáforo, los carriles y la ley de tránsito en general.

La policía debe estar atenta a la invasión de carriles, a los giros no permitidos, al estacionamiento en vías de gran flujo, a la obstrucción de la intersección. Por su parte el ciudadano debe hacer conciencia del costo del tapón y cumplir la ley para minimizarlo.

Nuestra sociedad no puede darse el lujo de tener desaprensivos que estacionan sus vehículos donde se les antoja, creando el tapón e inutilizando algún carril.

El tapón tiene un costo. Reducir las demoras en el tránsito contribuye al crecimiento económico.

Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org



Publicado en el Hoy de fecha 19 de junio de 2009

jueves, abril 30, 2009

Fortalecer la justicia





Me imagino que cada ciudadano tendrá sus preferencias a la hora de juzgar cuál de los temas de reforma constitucional resulta ser su favorito a modificar. En nuestro caso son dos los temas que deben ser modificados y se refieren a dotar de independencia a sendas instancias del Estado. La primera de ellas es el Ministerio Público y la segunda la Cámara de Cuentas. Si queremos que nuestra democracia se desarrolle necesitamos una justicia robusta y esto no pasará de ser un sueño mientras esas dos instancias del Estado sean dependientes del Poder Ejecutivo.

Seguir leyendo...
.


Bastaría estudiar el caso de la Suprema Corte de Justicia para convenir que ha sido positiva la independencia lograda mediante el Consejo Nacional de la Magistratura; independencia que pudiera ser muchísimo mayor si económicamente no dependiera de la asignación que negocia cada año con el Poder Ejecutivo.

Algo similar debe hacerse con el Ministerio Público. El Procurador General de la República y los fiscales deben gozar de total independencia, incluida la económica.

En el caso de la Cámara de Cuentas parecería que ésta goza de independencia porque la elige el Senado, de ternas presentadas por el Poder Ejecutivo. En la práctica no es independiente porque siempre habrá veintisiete dominicanos dóciles al Poder Ejecutivo de turno, de entre los cuales el Senado escogerá a los nueve miembros de la Cámara de Cuentas. Además, si el dinero para su desempeño lo recibe del Poder Ejecutivo, ya podrá empezar a besarle la mano y a pedirle su bendición.

Hoy contamos con una justicia que ha sido capaz de enviar a prisión a personajes del ámbito económico y social, mientras el gran ausente en nuestras cárceles, el impune favorito, es el político. No tenemos políticos presos y no porque no hayan acumulado méritos suficientes, sino porque, entre otras cosas, las instancias del Estado destinadas a investigar y perseguir el crimen no son independientes.

Un caso reciente, el del Director de la OTTT puede servir de ejemplo a lo que decimos. Por fin el Presidente canceló al Director de la OTTT y es una pena que lo haya hecho tan tarde porque se ha perdido la oportunidad de enviar una buena señal. Pues bien, ese caso de poca monta, de quinta o sexta categoría, debería dar lugar a investigación y persecución por parte de la Cámara de Cuentas y del Ministerio Público; pero de ese susto no vamos a morir. Y si no se investiga y persigue un caso de poca monta como ese, qué se puede esperar de los casos que involucran a grandes personajes de la política. Como diría Boquechivo: ¿Quién le marcha a Tulio Turpén?

Una justicia independiente garantiza la vida armónica de la sociedad y es necesaria para que la sociedad se desarrolle. Los señores legisladores, reunidos en Asamblea Revisora, deberán encontrar mecanismos que garanticen la independencia de la Cámara de Cuentas y del Ministerio Público.

El desarrollo de nuestra sociedad pasa por el fortalecimiento de la justicia.


Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org



Publicado en el Hoy de fecha 29 de abril de 2009

lunes, abril 20, 2009

Nobleza contra dinero





El dominicano que pasa de los cincuenta años se sorprende al ver hasta donde ha llegado a calar en nuestra sociedad el individualismo y el sálvese quien pueda. Esas actitudes y posturas ideológicas contrastan con los usos y costumbres de la sociedad dominicana de mediados del siglo pasado. En ese entonces, el Estado funcionaba y suplía los servicios de salud, educación, energía, seguridad, limpieza de las ciudades, servicio de correo postal, en fin, todos los servicios que debe proveer un Estado moderno estaban garantizados. Nuestro único y grandísimo problema era el tirano.

Seguir leyendo...
.


Parece ser que a la muerte de Trujillo nuestra sociedad dedujo que había muerto el proveedor, el hacedor de cosas y que a partir de ese momento había que salir a la calle con el cuchillo en la boca a matar o morir, eliminando de ese modo todo vínculo con la trama social.
Cierto es que hubo una parte de la sociedad que veía otro futuro, un futuro en donde la trama social se mantuviera y se fortaleciera, pero lo cierto es que Bosch, Manolo y tantos otros fueron vencidos por la corriente que pregonaba el individualismo.

Hoy tenemos un dominicano que desconfía de su sombra y llega al extremo de no dar los buenos días porque se siente expuesto.

Tenemos que revertir esa realidad.

Esa realidad se revierte si interiormente aceptamos la existencia de otras instancias sociales y al mismo tiempo le damos la oportunidad de existir sin juicios previos por parte nuestra.
Se revierte si somos capaces de decir un No interior, profundo, a todo lo que nos desliga y nos destruye.

Se revierte, sobre todo, si asumimos una actitud que diga: Tu y yo somos hermanos y estamos obligados a compartir esta isla. Tenemos muchas diferencias, pero quiero resaltar las cosas que nos unen, las cosas que nos definen como dominicanos. Como prueba de que soy dominicano como tu, y de que soy hermano tuyo, te presento mi trabajo comunitario no remunerado. Es un esfuerzo que hago a favor de la colectividad que tanto me ha dado.

La propuesta que hago es que aprovechemos la nobleza propia del dominicano y hacer que la misma se exprese en esas tres líneas:

1. No prejuicios
2. Un No interior, profundo, a todo lo que nos desliga y nos destruye.
3. Trabajo comunitario no remunerado.

Ante la vileza de la marginación respondamos con la nobleza de una mirada sin prejuicios.
Ante el sálvese quien pueda y el individualismo respondamos con la nobleza de un No interior profundo.

Ante el afán de lucro y el dinero fácil respondamos con la nobleza del trabajo comunitario no remunerado.

Para que nos desarrollemos es necesario que unifiquemos a toda la sociedad en un proyecto de nación. Hoy tenemos muchas República Dominicana coincidiendo en el espacio y en el tiempo, pero sin conexión alguna entre ellas. Esas tres líneas de acción nos ayudan a reparar la maltrecha trama social que nos vincula.

Nobleza contra dinero.


Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org



Publicado en el Hoy de fecha 19 de abril de 2009

domingo, abril 05, 2009

Señales que nos dañan




La sociedad se guía por las señales que recibe de los sectores dominantes socialmente y gobernantes políticamente. Si esas señales son antidemocráticas, si son señales de lenidad, si de alguna manera muestran abuso de poder, entonces la sociedad las recibe y les da la fuerza de la ley escrita, porque como todo en la vida, lo que pesa y cuenta, no es lo que se dice sino lo que se hace, es el ejemplo.

Vamos a ver algunas señales que está recibiendo la sociedad y que lejos de contribuir a afirmar nuestra democracia, las mismas están minando sus bases y le están haciendo un flaco servicio al gobierno y a su imagen.


Seguir leyendo...
.

El caso del Director de la OTTT quien dijo de su boca que tenía en nómina a personas que cobraban sin trabajar, que tenía un chef en su casa pagado por la OTTT, que tenía a familiares trabajando bajo su mando, que utilizaba los servicios de su escolta para el cuidado y la protección de propiedades personales. Este señor ha debido ser removido de la administración pública y entregado a la acción de la justicia. Eso no ha ocurrido y es una mala señal.

Otro caso es el del Senador y el intento de censura a la prensa con métodos del bajo mundo. En cualquier sociedad medianamente organizada el escándalo en que se ha visto envuelto sería razón suficiente para que el Senador renunciara, avergonzado por haber perdido el favor de la sociedad que representa. Eso no ha ocurrido, pero el Senado debe tomar cartas en el asunto y llegar al juicio político si es necesario.

Otro caso que tenemos presente es el de la Seguridad Social. Se pretende condonar la deuda que tienen el Estado Dominicano y el 35 por ciento de las empresas privadas que no están al día en sus obligaciones con la Seguridad Social. Esa amnistía fiscal pura y simple, sin penalización alguna para el infractor, envía una señal de lenidad que se traduce en injusticia para aquel que ha sido cumplidor de sus compromisos. El empresario al día en sus pagos se cuestionará por qué debe pagar si al final será recompensado con una amnistía total sin penalización.

Otro caso, menos sonado pero que dice mucho de la intolerancia que podemos llegar a exhibir, es el de la joven abogada que fue cancelada de su trabajo en la Suprema Corte de Justicia por su participación en un movimiento de jóvenes que se expresan activamente en contra de los males que a su juicio padece nuestra sociedad. Que bonito hubiera sido sorprendernos con la noticia de que teníamos instituciones lo suficientemente democráticas como para poder disentir sin ser cancelado. Elizabeth Mateo, que así se llama la joven, no administraba justicia y la Suprema Corte además de ser la garante de las libertades públicas, está muy por encima de la cotidianidad de los simples mortales. Fue una señal de intolerancia.

Modifiquemos las señales para seguir avanzando.


Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org


Publicado en el Hoy de fecha 5 de abril de 2009

domingo, marzo 29, 2009

Solidaridad contra egoismo



Llegó a mis manos el informe titulado “Índice de Planeta Feliz (HPI por su sigla en inglés), un índice de bienestar humano e impacto ambiental”, presentado por la Fundación de la Nueva Economía (NEF por su sigla en inglés), del Reino Unido, y siento que socializar este informe puede ayudar a nuestra sociedad en su camino, reforzando la esperanza.

Para entender este índice debemos conocer lo que se denomina “huella ecológica”, que no es más que el área de terreno productivo necesario para mantener indefinidamente una sociedad históricamente determinada. Para ilustrar, diremos que si la población del planeta tuviera el patrón de consumo de los norteamericanos, necesitaríamos el área productiva de 5 planetas Tierra para que la vida fuera sostenible; por otra parte, si los habitantes del planeta tuvieran los patrones de consumo de los dominicanos, se necesitarían 0.89 planetas Tierra para sostener indefinidamente nuestra vida.

Seguir leyendo...
.


Pues bien, el HPI no es mas que el valor que nos indica cuánto de ese consumo en huella ecológica contribuye con nuestro bienestar. El bienestar se mide utilizando parámetros como la esperanza de vida y el grado de satisfacción del individuo con la vida que tiene.

Ese índice lo han obtenido para 178 países y República Dominicana se encuentra en la posición 27, por debajo de Colombia, Costa Rica, Cuba, Guatemala y Honduras; pero por encima de México, Argentina, Brasil y Estados Unidos, que ocupa el lugar 150 de 178.

Los investigadores encontraron resultados que apuntan hacia la ventaja comparativa de ser isleños, hallazgo que no resulta sorpresivo para nosotros. De hecho, parece ser que la extraordinaria capacidad de recuperación de nuestra economía a los actos de dios o de políticos de turno, tiene mucho que ver con nuestra condición de isleños.

El informe finaliza con un “Manifiesto global por un planeta más feliz”:
1. Eliminación de la pobreza extrema: Aumentar la huella ecológica en los países ricos no se traduce en felicidad y la pobreza extrema impide el desarrollo humano.

2. Promover la salud: Una mayor esperanza de vida saludable, aumenta inequívocamente el HPI.

3. Aliviar la deuda de países pobres: Luego del salvataje a los culpables de la crisis global, el alivio de la deuda es una deuda moral.

4. Cambio en la escala de valores: Promover la interacción social y el sentido de interdependencia social.

5. Promoción de plenitud de vida: El gobierno debe promover el trabajo honorífico y el empresariado debe dar facilidades para que el empleado pueda realizar trabajo social, voluntario y no remunerado.

6. Promoción de la exigencia ciudadana de buen gobierno.
7. Políticas económicas que favorezcan las actuales limitaciones ambientales.

8. Diseño de sistemas sostenibles de producción y consumo: Promover paquetes impositivos acordes al costo ecológico real de los bienes producidos.

9. Control del cambio climático.

10. Medir lo que cuenta: El PIB no mide felicidad.

Básicamente se trata de promover la solidaridad y los lazos que nos permiten reconocernos como hermanos.
Nobleza y solidaridad contra vileza y egoísmo.


Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org


Publicado en el Hoy de fecha 29 de marzo de 2009

miércoles, marzo 25, 2009

Habitantes versus ciudadanos


Somos un país de casi diez millones de habitantes, pero ¿Cuántos de esos diez millones de habitantes son ciudadanos?

La ciudadanía implica, entre otras cosas, una forma especial de relacionarse con la comunidad, en donde se destaca la participación activa en el cumplimiento de deberes y la exigencia de derechos, siempre teniendo como meta la consecución del bien común.

Las relaciones que se establecen en nuestra trama social están muy lejos de ser las que surgen de una conciencia del yo social y de la necesidad de cumplir deberes y exigir derechos en aras de lograr las condiciones para un desarrollo integral del ser humano y de la sociedad en su conjunto. Nuestras relaciones están basadas en favores y lealtades y en ese sentido no hemos pasado socialmente del medioevo.

Seguir leyendo...
.


Así las cosas, nuestra sociedad cuenta con grupos de poder, cada uno de los cuales está conformado por un jefe y sus clientes; y al igual que como ocurría en la antigua Roma y como ocurría con los siervos de la gleba en el feudalismo, estos clientes de hoy en día sienten obligación de lealtad y la profesan a su protector y jefe; y lo hacen así porque toda la sociedad está permeada de una línea de sumisión y desamparo, que en ocasiones es subliminal y en otras se presenta de manera abierta y descarada, que dice: “Tu no tienes derecho a nada, lo que te llegue para bien tuyo, agradécelo a tu Señor del Cielo y a tu Señor de la Tierra; lo que te llegue para mal tuyo, cárgaselo al Señor del Cielo, que el de la Tierra no tuvo que ver nada con eso”. Así andamos.

Todo atropello impune, de cualquier poder contra personas físicas o morales, es una sentencia que refuerza esa línea de sumisión. Por otra parte, toda acción impune que se ampare en la condición tantas veces recurrida, incluso de manera tácita, de ser “padre de familia”, es una sentencia que refuerza esa línea de desamparo.

La inercia social trata permanentemente de reproducir las condiciones para que todo siga siendo tal como es. Y no hemos sido capaces de generar respuesta a tanto abuso.

La solución del problema pasa inevitablemente por la educación, pero todos somos responsables de esa carencia, porque si bien los gobernantes son los que mayor responsabilidad tienen, no es menos cierto que los gobernados no hemos podido reducir el accionar de los gobernantes al imperio de la ley.

Ni atropellos del poder ni concesiones del poder a “padres de familia”. Que impere la ley y para todos.

Después de todo, nada más alejado de la verdad evangélica que esa línea de sumisión y desamparo. El Señor, el único, el del cielo y la tierra, nos reconoce como hijos y nos encarga de esta tierra. Los derechos y los deberes son de todos y los recursos materiales y espirituales han sido creados para ser usados en hacer realidad su reino aquí en la tierra.


Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org


Publicado en el Hoy de fecha 25 de marzo de 2009

jueves, marzo 19, 2009

Con pena y sin gloria




En su discurso del pasado 27 de Febrero, el Presidente Leonel Fernández se refirió al tema de la corrupción y básicamente dijo que el gobierno se apoyará en el “Plan Estratégico de Ética, Transparencia y Prevención de la Corrupción 2009-2012”, elaborado por la Comisión Nacional de Ética y Combate a la Corrupción, para enfrentar la corrupción, que a juicio del mandatario, “es una de las más grandes preocupaciones del pueblo dominicano”.

Seguir leyendo...
.


Ya contábamos con un “Plan Estratégico de Ética, Prevención y Sanción de la Corrupción 2005-2008”, elaborado por la misma entidad, de manera que el plan 2009-2012, en el cual deberemos cifrar nuestras esperanzas de transparencia, no es más que la continuación del plan 2005-2008, que ha pasado por nuestra sociedad, con pena y sin gloria.

Como dijo el Presidente, afortunadamente contamos con la base legal para enfrentar los problemas de la corrupción. Lo que no dijo es que es necesario cumplir y hacer cumplir esa base legal, esa ley, para enfrentar la corrupción en todas sus manifestaciones.

En la vida, y también en política, lo que marca la diferencia, lo que termina siendo mensaje para otros, no es lo que se dice, ni siquiera lo que se piensa, lo que cuenta es lo que se hace, es el ejemplo.

Nos falta una señal.

Las señales que estamos recibiendo son favorables a la corrupción. Para muestra mencionemos el caso del indultado por razones humanitarias, que fue además premiado con un cargo de Asesor de Transporte del Poder Ejecutivo con rango de Secretario de Estado. Más que a apoyo humanitario, esa asesoría huele a premio, compra o pacto, que en cualquiera de los casos está reñida por completo con la actitud responsable y transparente, de aquel que tiene por mandato cumplir y hacer cumplir la constitución y las leyes. No había ninguna necesidad humanitaria de hacerlo funcionario.

Acabamos de conocer el caso de la OTTT, que gracias a Nuria Piera lo tenemos presente.
Lo único que hizo Nuria Piera fue conseguir una nómina de la OTTT, que es un documento público que puede ser obtenido por cualquier ciudadano, y hacerle una entrevista al incumbente.

¿En qué trabajan las instancias oficiales responsables de la lucha contra la corrupción que no han sido capaces de sorprendernos como Nuria?

¿Cómo habrá que explicarles a esas instancias oficiales que con ochenta y siete mil pesos de sueldo no hay manera de explicar esos gastos?

¿A quién que pague impuestos, le es gracioso que un compadre cobre sin trabajar por sentimientos de “ amor” del jefe?

¿Habrá que decirles que existen otras dependencias del Estado en las que sucede lo mismo que ha denunciado Nuria con el caso de la OTTT?

Los funcionarios, en la generalidad, salvando muy honrosas excepciones, están pasados de corruptos y los que deberían estar persiguiéndolos están pasadísimos de impunidad. Así las cosas, nos falta una señal.

Señor Presidente, dé una señal inequívoca de voluntad política contra la corrupción y tendrá el apoyo de un pueblo agradecido.


Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org



Publicado en el Hoy de fecha 17 de marzo de 2009

sábado, marzo 14, 2009

Encuentro en la Zona

Hoy 14 de marzo de 2009, al despertar de la siesta del sábado, encontré un correo electrónico en el que me invitaban a un encuentro de todos aquellos que habían pasado su niñez en la zona colonial o alguno de los barrios que bordean la zona.

Como soy nacido en la Independencia 19, a una cuadra del Parque Independencia, es decir, en la frontera entre Ciudad Nueva y el Ensanche Lugo, acepté la invitación y aquí les dejo un para de vídeos y algunas fotos del evento.

No he querido decir nombres de los fotografiados y filmados para que los que visiten Quijote Urbano puedan adivinar los nombres de los asistentes al Encuentro.




Encuentro en Ciudad Nueva




Bailadores en el Encuentro en Ciudad Nueva



Aquí están los baildores.


Parte de los asistentes


La foto en la que salía Teo Veras no salió bien, pero confieso que él estaba.

¡¡¡Una bonita iniciativa de interacción urbana!!!

viernes, marzo 13, 2009

miércoles, marzo 04, 2009

Corrupción y tabaquismo



Ruego tranquilidad a los fumadores, no se trata de alguna relación causal, recién descubierta, entre la adicción al tabaco y el fenómeno de la corrupción. Mi intención es llamar la atención hacia el hecho de que la sociedad dominicana ya tiene una respuesta social intolerante al tabaquismo; respuesta que ha logrado expresarse en leyes y ordenanzas municipales que establecen la imposibilidad de fumar en lugares públicos cerrados. Por otra parte y al mismo tiempo, esa sociedad es tolerante con la corrupción y lo es en extremo con el corrupto.

Seguir leyendo...
.


El fumador le hace daño a la salud física de los que participan de su entorno. El humo del tabaco es dañino para la salud de los fumadores pasivos, que es como se les llama a los que se encuentran en el ámbito inmediato del fumador. Es pues una respuesta favorable a la sociedad en su conjunto y al bien común, el exigir que el fumador exima a la sociedad de su conducta dañina. En ese sentido, el repudio social del que actualmente son víctimas los fumadores, tiene su fundamento en una exigencia a favor de la vida que todos debemos respaldar.

El corrupto le hace daño a la salud social de los que participan de su entorno. Cada idea transmitida, cada palabra, cada gesto suyo, hace daño porque proviene de un ser humano con un desorden tal en su vida, que ni la ley ni el ejemplo brindado a sus hijos logran que sienta rubor ni vergüenza de su conducta.

Hace daño a su entorno y el entorno del corrupto es notablemente más amplio que el del fumador. Si tomamos en cuenta a los medios de comunicación, el ámbito de influencia del corrupto llegaría a ser global.

El daño social del corrupto ya se ha hecho cultura, con expresiones como “dame lo mío” o con comerciales que dicen “yo quiero ser millonario, pero sin dar un golpe”. No creo que sería aventurado establecer que el daño social del corrupto es mayor que el daño físico que causa el fumador.

Va siendo tiempo de que la sociedad dominicana tome conciencia del daño que nos hace la corrupción, y que al tomar conciencia desarrolle una respuesta social de repudio a la misma. Nuestros hijos necesitan un ambiente libre de segundas intenciones para crecer sanos emocionalmente y felices. Ese ambiente sólo es posible si enfrentamos socialmente a la corrupción.

La corrupción crece y se fortalece al amparo de la oscuridad. La respuesta de repudio que la sociedad debe dar a la corrupción pasa por hacer evidente la conducta corrupta. Una ley como la 200 del 2004 que establece el libre acceso a la información pública puede servir de mucho al momento de dejar al descubierto la conducta corrupta.

Un histórico de los últimos diez años del facturado de la energía eléctrica es una radiografía íntima de la conducta ética del usuario.

La corrupción hace más daño que el tabaquismo.

¡Repudiemos socialmente esa conducta!


Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org



Publicado en el Hoy de fecha 4 de marzo de 2009

martes, febrero 24, 2009

Esteroides políticos



Los dominicanos, fanáticos o no de Las Grandes Ligas, hacemos bien en prestar especial atención a lo que actualmente sucede con el tema de los jugadores que se apoyan en recursos no santos, y externos a ellos mismos, para descollar en una carrera deportiva deslumbrante, que deja tirados por el suelo a los competidores que se ciñen a la verdad de sus propios recursos y a la honestidad de sus esfuerzos.

Es necesario prestar atención porque algo similar está ocurriendo en este baseball político de nuestro patio.

Seguir leyendo...
.

Vamos a ver dos casos de esteroides políticos que definitivamente elevan los promedios de quienes se benefician de ellos, pero no olvidemos que los que están a mano pelá, guamiando, van forzados.

Tomemos el caso de los importadores de carne de res. El tratado de libre comercio que mantenemos con Centroamérica y Estados Unidos establece que tenemos una cuota de importación de carne bovina, que para este año es de 1,400 toneladas. Esa cuota entra al país sin pago de impuestos aduanales, cualquier importación por encima de esa cuota tiene que pagar un 35% de arancel. Ahora viene el clientelismo anabólico, nuestro esteroide: La repartición de esa cuota no se hace proporcional al porcentaje del mercado que posea la empresa importadora, aunque como se verá, terminará siendo irregularmente así.

El procedimiento utilizado es el de asignar con algún criterio clientelista, asignaciones grandes a los clientes y asignaciones pequeñas a los no clientes. Los clientes, que son nuevos en el negocio, no tienen el mercado para colocar las asignaciones tan altas que han logrado y terminan vendiéndoselas a los que se han pasado la vida importando carne, por un porcentaje siempre menor del 35%.

El punto interesante es que la venta de esa carne no sale a nombre del importador tradicional sino del compañero metido a importador, de manera que con el tiempo el compañero llegará a ser un gran importador a base de esteroides.

El otro caso es el de los registros sanitarios. Años atrás, la empresa que deseaba obtener un registro sanitario para una medicina, es decir, una licencia para la comercialización de un medicamento, lo solicitaba y en menos de seis meses tenía su registro sanitario. Esa situación cambió a raíz de la publicación del presupuesto de PROMESE de mil doscientos millones de pesos en medicinas. A partir de ese momento miles de nuevos importadores de medicamentos se lanzaron a solicitar registros sanitarios para cuanto medicamento pudiera necesitar PROMESE. Los compañeros con esteroides lograban sus registros y los importadores tradicionales eran pospuestos para otra ocasión.

El punto interesante es que Salud Pública hace pruebas de los medicamentos que les someten, pero a partir de ahí no hay control. De manera que la multitud de empresas que solicitaron registros sanitarios de medicamentos, pudieran estarlos cambiando, persiguiendo el mejor precio, sin tomar en cuenta calidad.

Al igual que en Grandes Ligas, es bueno que sepan que con esteroides no se llega al Salón de la Fama.

Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@juanxxiii.org.



Publicado en el Hoy de fecha 27 de febrero de 2009

Toy Jarto marcha contra la corrupción


Toy Jarto, movimiento de jóvenes que se integran a la lucha contra la corrupción y contra la impunidad, organizó una marcha el pasado 10 de enero.

La marcha partió del Baluarte del Conde, recorrió las calles de la Ciudad Colonial y terminó en la Plaza España, en donde se organizó el beso a la bandera, acto en desagravio por los indultos y por la corrupción impune que padecemos.


Parte del público asistente a la marcha, al finalizar en la Plaza España

Regalos de navidad




Diciembre fue un mes funesto para la lucha contra la corrupción en República Dominicana. Los miembros de la Cámara de Cuentas, que es el organismo fiscalizador de las cuentas en donde se utiliza dinero público, cobraron una regalía navideña por encima de lo que le correspondía por ley. Afortunadamente la presión social fue tal que se vieron obligados a devolver el dinero, pero con esa acción dejaron ver sus intenciones y como no se ha producido ninguna renuncia debemos dejar establecido que en ese organismo no hay vergüenza y que tendremos que vigilarlos de cerca.

Seguir leyendo...
.


Otro de los regalos de diciembre fue la sentencia de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) en un caso de inconstitucionalidad presentado por ante ella por un grupo de organizaciones de la sociedad que buscaba declarar inconstitucional un préstamo entre el Estado Dominicano y la empresa Sunland, por no haber pasado por la aprobación del Congreso. La SCJ se lavó las manos diciendo que los que elevaron el recurso de inconstitucionalidad no tenían calidad para hacerlo y que por tanto el recurso era inadmisible. Con esa sentencia, contraria a una jurisprudencia anterior de la misma SCJ, se le arrebató a las organizaciones de la sociedad civil el derecho de recurrir a la SCJ cuando entendieran que se había violentado, de alguna manera, algún precepto constitucional. La sentencia de la SCJ sirvió para dejar establecida la debilidad de nuestra justicia ante el poder político.

El último de los regalos navideños fue el de los indultos de que fueron objetos cinco ciudadanos convictos a quienes la justicia, luego de superar muchos escollos, había logrado imponer penas de hasta cinco años por delitos todos muy sensitivos y relacionados con la corrupción. El Presidente de la República, haciendo uso de una prerrogativa propia de su investidura, indultó a los convictos. Está por verse quién y qué obligó al Presidente a tomar el camino del indulto a pesar del alto costo político de esa decisión.

Todas esas son noticias funestas. Afortunadamente la sociedad dominicana no está dormida, está de pie y luchando. La semana pasada ha sido testigo de dos manifestaciones convocadas por organizaciones de jóvenes en contra de los tres casos que hemos comentado y todos los formadores de opinión en los medios de comunicación se han pronunciado también en contra de los mismos casos.

El asunto es simple: La Cámara de Cuentas, por el más mínimo sentido del pudor, no debió pagarse regalías navideñas que no le correspondían. Por su parte la Suprema Corte de Justicia no debió evacuar una sentencia contraria a una jurisprudencia anterior, porque una de las dos está equivocada. Y por último el Presidente no debió indultar a personas que recién empezaban a cumplir sus condenas y cuyos casos gravitan sensiblemente en el ánimo nacional.

De manera que si bien parece que se han salido con la suya, lo cierto es que ha sido a cambio de un alto costo político.

Para eso está la sociedad: Para que les cueste.

Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org

sábado, febrero 14, 2009

No más abusos en el transporte




El Metro de Santo Domingo iniciará en breve sus operaciones y es necesario que aprovechemos la ocasión para establecer un sistema unificado de transporte que cubra toda el área metropolitana de la ciudad de Santo Domingo.

Desde Villa Mella hasta el Malecón y desde Haina hasta Boca Chica, nuestra ciudad se moviliza actualmente en unidades destartaladas y bajo condiciones vejatorias. Con la puesta en marcha de nuestro Metro tendremos la mejor oportunidad para revertir esa situación de extrema indignidad.

La clave para establecer un sistema unificado de transporte, que obedezca a una misma normativa, que respete las leyes del tránsito, que de un trato cortés al pasajero, en fin, la clave para tener un sistema de transporte del primer mundo es hacer un ajuste en el marco jurídico que regula la operación del transporte público.

Seguir leyendo...
.


Actualmente los operadores de transporte prestan sus servicios y reciben sus pagos directamente de los pasajeros. Las entidades reguladoras del Estado, encargadas de supervisar la operación, hacen sus intentos fiscalizadores pero no tienen una herramienta idónea sancionar a aquel transportista que la ha violentado.

El cambio en el marco jurídico que garantiza la excelencia del sistema consiste en colocar a la entidad reguladora Estatal entre el pasajero y el operador, de manera que el pago del pasaje pase por las manos de la entidad reguladora y sea ésta la que le realice el pago al transportista.

En la práctica ese modelo se logra haciendo que la ciudad, a través de alguna instancia apropiada, colecte el importe de los pasajes. Pasajes prepagados con tarjetas inteligentes, tokens, tickets, son todos métodos válidos para colectar el importe prepagado de los pasajes de la ciudad. La entidad reguladora puede, bajo esas circunstancias, celebrar contratos con empresas de transporte, en donde se establezca el pago por kilómetro servido, bajo condiciones de excelencia en el servicio. A partir de ese momento puede dedicarse a exigir el cumplimiento de las cláusulas contractuales, segura de tener en sus manos la herramienta que garantiza el cumplimiento de la norma y el retorno a la misma si es violentada, esto es, el control del pago a la empresa transportista.

En el año 2004, participando en un conversatorio en Funglode, cuando recién se iniciaba el proyecto del Metro, defendí el proyecto diciendo que podía no ser el momento oportuno para una obra de esa envergadura, que se podían alegar razones de prioridades; pero que la línea por donde caminaba el Metro era la más exclusiva de todas las posibles y eso garantizaba que la operación podía hacerse sin la invasión del carril por elementos ajenos al sistema, lo que garantizaba tiempos de viajes mínimos.

La primera línea del Metro es una realidad y debemos aprovecharla para dejar establecido el sistema: Ente regulador, normativa común a todos los transportistas y pago a los transportistas por kilómetro servido.

El trato digno que recibirá el dominicano en el Metro debemos extenderlo a todo el transporte público.

No es utopía, podemos hacerlo.


Mario Bergés
Centro Juan XXIII
m.berges@centrojuanxxiii.org



Publicado en el Hoy de fecha 12 de febrero de 2009